Facebook
Instagram
Youtube
Bodog

Ruleta vs. Baccarat: diferencias y similitudes

¿Eres un gran fan de los juegos de casino? ¿Aún no te decides por cuál quieres jugar hoy? En este artículo, te presentaremos dos de los juegos de casino más jugados de todos los tiempos: la ruleta y el baccarat. Te contaremos acerca de sus similitudes y diferencias, y te daremos algunos consejos para que siempre salgas vencedor.
jugar ruleta

Antes de comenzar a jugar cualquier juego y de aprenderte todas sus reglas y estrategias de memoria, es importante que conozcas y comprendas bien cuál será tu finalidad cuando te dispongas a jugarlo. En este sentido, la ruleta y el baccarat tienen propuestas muy distintas.

¿Cuál es la finalidad del jugador en la ruleta y en el baccarat?

Por un lado, en el caso de la ruleta, básicamente, el jugador debe adivinar en cuál de los casilleros caerá la bolilla blanca que irá saltando en dirección contraria a la ruleta hasta detenerse en alguno de ellos.

En el baccarat, por otro lado, el jugador buscará vencer al dealer (que es quien dirige el juego) sumando 9 o una cifra lo más cercana posible a este número, sin superarla.

Ahora que ya definimos cuáles son los objetivos de cada uno, nos pondremos más detallistas y te contaremos, de manera un poco más específica, en qué se diferencian y en qué se parecen estos juegos.

Similitudes y diferencias entre la ruleta y el baccarat

¿Alguna vez te pusiste a pensar qué elementos tienen en común y en qué se diferencian la ruleta y el baccarat? Sigue leyendo y te lo contamos.

Diferencias entre la ruleta y el baccarat

A continuación, te contaremos acerca de las diferencias esenciales entre estos dos juegos.

Elementos del juego

Una de las grandes diferencias entre la ruleta y el baccarat está dada por los elementos que se utilizan para jugarlos. El baccarat es, esencialmente, un juego de cartas, para el cual solo se necesitará una baraja y las fichas para colocar tu apuesta.

Por otro lado, la ruleta tiene otro formato totalmente diferente, en el cual lo principal es la “ruleta” misma, que va a ser el elemento principal y esencial a la hora de determinar qué número o combinación saldrá ganador de la apuesta. Los otros elementos necesarios son la bolilla, el paño donde se colocan las apuestas y las fichas para hacerlas.

Objetivo del juego

Otra de las diferencias entre estos dos juegos es el objetivo principal de cada uno de ellos. El objetivo de la ruleta, como mencionamos, es adivinar en cuál de sus números caerá la bolilla blanca. Por otra parte, el objetivo del baccarat es derrotar al dealer logrando que tus cartas sumen 9 o una cifra lo más cercana posible a este, sin pasarse.

Tipos de apuestas

Esta es otra diferencia que cabe mencionar, ya que puede ser un punto determinante a la hora de decidir por qué juego optar. En el baccarat, por ejemplo, hay solo 3 posibilidades de apuestas: o a favor tuyo, a favor del dealer, o empate entre ambos.

En la ruleta, por el contrario, existen muchos tipos de apuestas que podrás aprovechar según tu bankroll y astucia como jugador. Por un lado, tienes un gran grupo (con varias opciones) que son las apuestas internas, las más arriesgadas, pero las mejores pagas. Y, por el otro lado, están las externas (que también se subdividen en varias apuestas) que son menos arriesgadas, pero pagan menos.

Similitudes entre la ruleta y el baccarat

En este apartado, te contaremos sobre los puntos en común que tienen estos dos juegos para que luego, si te dan ganas, puedas aprovechar ambos.

Juego en vivo y online

Una de las características que tanto el baccarat como la ruleta comparten es que podrás encontrarlos en la plataforma de casino de Bodog.

Una opción disponible son sus versiones online, que son aquellas que se juegan en una interfaz de juego sin personas físicas. La otra opción son sus versiones en vivo, en las que puedes acceder a tus partidas favoritas desde Live Dealer y participar como si estuvieras en directo desde un casino físico con dealers de carne y hueso.

Influencia del azar

Por último, otro de los puntos que estos juegos comparten es la influencia del azar en los resultados de cada partida. A diferencia del blackjack o del póker, por ejemplo, en los que existe una cuota mucho mayor de estrategia, ambos juegos dependerán mucho del azar o de la suerte, ya que, si bien se pueden aprender estrategias para minimizar las pérdidas, no podrás saber jamás a ciencia cierta donde caerá la bolilla o qué cartas recibirás tú o el dealer.

apostar baccarat

Esperamos que esta breve reseña te haya servido y que puedas aprovecharla para decidir por cuál juego empezar. Recuerda que cuentas con varias versiones de prueba de ambos juegos, así que, si te atreves, puedes comenzar por alguno y ver si hoy es tu día de suerte.