Ruleta en línea vs. tragamonedas: diferencias y similitudes Ruleta en línea vs. tragamonedas: diferencias y similitudes - Bodog Blog
Facebook
Instagram
Youtube
Bodog

Ruleta en línea vs. tragamonedas: diferencias y similitudes

Si pensamos en el público de los juegos de casino, podemos separarlo en dos tipos: los jugadores de mesa (ahí están los que juegan juegos de cartas, como póker y 21) y los jugadores de máquinas, donde encontraremos a los jugadores de ruleta y de tragamonedas.

ruleta online

Más que el juego en sí, algunos apostadores tienen predilección por las máquinas de apuestas, por lo que muchos jugadores de ruleta también juegan en los tragamonedas y viceversa. Así que vamos a explorar un poco las similitudes y también las diferencias entre los juegos de ruleta en línea y los tragamonedas. Mantente atento y ven con nosotros.

Historia

La ruleta es más antigua que los tragamonedas, ya que se originó en Francia a mediados del siglo XVIII, tras la experiencia del físico Blaise Pascal al intentar crear una máquina de movimiento perpetuo. Los tragamonedas, por su parte, nacieron en Estados Unidos, a finales del siglo XIX, como un dispositivo utilizado para competir por pequeños premios, como una bebida o incluso cigarrillos.

Tipo de juego

Si comparamos los tipos de juego, veremos que son bastante parecidos, ya que ambos no utilizan cartas, sino un dispositivo mecánico o electrónico como soporte del juego. El funcionamiento de los dispositivos que soportan las máquinas también es similar, ya que se basan en giros de dispositivos circulares: un disco y un carrete.

Mientras que en la ruleta el eje del disco se apoya en un solo punto y está en el plano vertical, en el tragamonedas los ejes de los carretes se apoyan en dos puntos en el plano horizontal. Así, debido a la acción de la gravedad, los tragamonedas son más susceptibles de desviarse debido a la irregularidad del peso entre sus superficies.

Por otro lado, al apoyarse en un solo punto, la ruleta tiende a ser muy susceptible a cualquier desbalance, por lo que con el tiempo y a lo largo de muchos giros, la ruleta tiende a presentar alguna desviación, convirtiéndose en lo que comúnmente se llama una ruleta viciada.

Hoy en día, con los juegos en línea, ya no existe la preocupación por los resultados «viciados», ya que todos los juegos ofrecidos por Bodog se basan en generadores de números aleatorios, lo que garantiza que todas las jugadas tengan las mismas posibilidades de ganar y que ninguna combinación sea más ganadora que otra.

RTP: el retorno al jugador

Cuando pensamos en Return to Player, queremos saber cuánto recupera el jugador en relación a lo apostado, o qué porcentaje del total de las apuestas se queda con la casa. Por lo tanto, para un jugador preocupado por el retorno financiero, lo deseable es jugar con juegos de alto RTP.

Cuando decimos simplemente RTP de la ruleta o RTP de los tragamonedas, tenemos la obligación de decir que es variable. Esto se debe a que no existe simplemente un tipo de ruleta, del mismo modo que hay muchos tipos de tragamonedas.

Hay dos tipos de ruleta más populares: la ruleta europea y la ruleta americana. La principal diferencia entre estas ruletas es que en la americana hay una casilla más que en la europea: la casilla 00. Al igual que la casilla 0 en ambas ruletas, la casilla 00 también pertenece al casino (es decir, si la bola cae en esta casilla, todos pierden y el casino gana), lo que aumenta enormemente la ganancia del casino. En la ruleta europea la ganancia de la casa es del 2,7%, mientras que en la americana es del 5,26%.

Si la variación del RTP en la ruleta ya es grande, en los tragamonedas es aún mayor. Teóricamente, el programador puede colocar cualquier valor entre 0 y 100%, pero, por razones de mercado, hay un rango más utilizado: los tragamonedas más populares tienen un RTP de más o menos el 88%, mientras que los tragamonedas que ofrecen más del 95% son considerados tragamonedas con excelente retorno.

Volatilidad

En cuanto a la volatilidad, vemos que ambos juegos, la ruleta y los tragamonedas, tienen una volatilidad variable. Al jugar a la ruleta en línea esto queda muy claro, ya que tenemos apuestas de baja volatilidad, como negro/rojo o par/impar, y apuestas de alta volatilidad, como la apuesta a un solo número. En los tragamonedas, la volatilidad está dada por la programación de las máquinas, por lo que hay máquinas con mucha volatilidad y máquinas con poca volatilidad. Como regla general, podemos decir que las máquinas que tienen un jackpot alto suelen ser máquinas con alta volatilidad.

Tipos de apuestas

Como ya mencionamos, la ruleta permite muchos tipos de apuestas, como negro/rojo, par/impar, doble, triple, docenas, etc. Si se trata de una ruleta con juego francés, habrá aún muchas otras apuestas, como vecinos de 0, huérfanos, izquierda/derecha y tercio de la ruleta.

slots online

Los tragamonedas, en general, solo tienen un tipo de apuesta, que puede aumentar o no. La diferencia está cuando hay minijuegos. Estos minijuegos ofrecen todo tipo de posibilidades y con ello muchas otras apuestas, incluida la ruleta.

¡Que giren la ruleta y los carretes!

¿Qué te ha parecido nuestro análisis de la ruleta en línea y los tragamonedas? ¿Te habías puesto a pensar ya que ambos se basan en dispositivos giratorios? ¿Prefieres el ruido constante de la ruleta o te gusta más escuchar cómo se detienen los carretes? Si no lo sabías, ahora ya sabes que hay muchas opciones de ruleta y tragamonedas. ¡Sigue atento y buena suerte!