¿Cómo aprovechar un upswing en el póker?

Uno de los grandes misterios del póker son las rachas de buena o de mala suerte. Y aunque podemos hablar mucho sobre la variación y explicar aquellos momentos que parecen sobrenaturales, de manera lógica, cuando llega o falta la suerte, es difícil conservar la sensatez.

Entonces, ¿qué hacer cuando un jugador tiene una buena racha? ¿Cómo aprovechar esos momentos en el póker? ¿Existe una forma de perpetuar un upswing?

¿Qué es el upswing en el póker?

Upswing es un término en inglés que significa “un aumento o mejora en el nivel de algo”. En el póker, el upswing se interpreta como una racha muy buena para un jugador, que a veces se asocia con “tener suerte”.

Entonces, cuando todo va bien, ¿es posible aprovechar esa situación para crecer como jugador? ¿Es posible favorecer la suerte y perpetuar el período de puras ganancias?

Bueno, la suerte es algo muy misterioso, pero los resultados positivos a largo plazo que un jugador de póker puede acumular dependen de su rendimiento. Así que vamos a ver cómo podemos aprovechar la suerte para llevar tu juego al siguiente nivel.

¿Cómo obtener una ventaja aplicando el upswing?

Para empezar, podemos profundizar un poco más en el concepto de upswing. Si, por ejemplo, en un torneo de póker online, o presencial, consigues una buena mano de poker tras otra durante una partida completa, podríamos considerar que eres muy afortunado.

Sin embargo, si no juegas esas cartas de forma inteligente, o si tus oponentes no se involucran en los botes de dichas manos, no te servirá de mucho ser un imán para las cartas altas.

Una de las cosas más importantes que puedes hacer para optimizar esas buenas rachas es mantener la calma y no dejar que la emoción se apodere de ti.

Es mucho más común hablar de la importancia de no perder la cabeza cuando un jugador está bajo los efectos del tilt, pero la emoción también puede cambiar tu destino cuando te sientes imbatible. Para ello, lo más importante es estar atento a tu juego y mantener siempre el mejor rendimiento posible. 

¿Cómo utilizar tu estrategia y el upswing?

En cualquier caso, si quieres aprovechar la superstición, úsala para intimidar a los demás. Es posible que te encuentres con jugadores que empiezan a modificar sus tácticas de juego cuando alguien en la mesa parece “tener suerte”. Si eres el “afortunado”, puedes aprovechar la oportunidad para jugar de forma más agresiva (pero estratégica).

También es probable que algunos jugadores intenten sacarte de la partida, especialmente si estás en una buena racha. Es bastante normal sufrir más faroles en estas situaciones, por lo que tampoco hay que perder de vista el juego de los demás ni las características particulares de la partida.

A lo sumo, en lugar de relajarte, deberías hacer exactamente lo contrario, duplicar la atención puesta en la estrategia de cada ronda de apuestas de la partida. Y será muy útil si sabes poner una buena cara de póker.

Otra forma de ayudar a perpetuar tu suerte es aprovechar la oportunidad para aumentar tu bankroll. Si te encuentras en una racha de victorias, intenta no renunciar a la gestión de tu bankroll.

Es normal que te sientas ambicioso y quieras jugar niveles más altos para aprovechar tu suerte al máximo. Sin embargo, a la hora de seleccionar las jugadas, debes mantener los mismos criterios de siempre. Juega según tu nivel, no intentes saltarte pasos. No juegues mucho más de lo habitual. La suerte no funciona muy bien si estás cansado, hambriento y deshidratado. Mantén la compostura.

¿Qué se debe evitar durante un upswing en el póker?

Cuando la suerte parece estar a tu favor y todo sale bien, puede que te sientas tentado a descansar de tanta matemática y análisis, y confiar en tu suerte. ¡Eso es exactamente lo que nunca debes hacer!

La varianza existe, no hay duda, y las probabilidades pueden arrojar al final los resultados menos esperados.

Existen períodos en los que todo parece ir bien, y períodos exactamente opuestos, en los que todo parece ir mal. Sin embargo, lo que hace un jugador profesional en ambos casos, es mantener su rendimiento de póker lo mejor posible.

El mejor consejo que te podemos dar es que entrenes, estudies y aproveches la oportunidad que da la suerte para mejorar tu juego. La buena suerte llega, pero también se va. Los buenos resultados, a largo plazo, siempre serán producto de tu habilidad como jugador. Entonces, en caso de suerte, perfecciona tu capacidad de observación del comportamiento de los demás jugadores de poker, y juega como si no contaras con la suerte como aliada.

Al fin y al cabo, el póker no es un juego de azar, sino un deporte mental, un juego de estrategia. Y si se juega profesionalmente, se convierte en un negocio. No pierdas de vista estos conceptos, aunque tengas suerte.

Scroll to Top