Facebook
Instagram
Youtube
Spotify
Bodog

Aprende a jugar al truco paulista

El truco de paulista es un juego muy tradicional y divertido, cuyo origen es algo incierto. Lo que se sabe es que en Brasil fue popularizado por inmigrantes italianos, portugueses y españoles. Llegó primero a los estados de São Paulo y Minas Gerais, y luego se extendió a otras regiones.

jogo tradicional truco paulista
Nosotros, en el casino Bodog, te vamos a enseñar ahora las reglas básicas para que puedas reunir a tus amigos y divertirte con este juego de cartas que es muy sencillo. ¡Acompáñanos!

Información esencial sobre el truco paulista

En primer lugar, retira los 8, 9, 10 y comodines de la baraja. No necesitarás estas cartas, por eso la baraja del truco tiene solo 40 cartas.

El juego se puede jugar “cara a cara”, es decir, solo entre dos oponentes, o con cuatro jugadores, divididos en dos parejas. El truco se juega en tres rondas, y gana el mejor de tres. El objetivo del juego es sumar 12 puntos.

Dicho esto, ahora veamos los detalles sobre los valores de las cartas y, luego, cómo empezar a jugar.

Valores de cartas en el truco paulista

La secuencia, de más débil a más fuerte, es así: 4, 5, 6, 7, Q, J, K, A, 2, 3.

Los palos también tienen valores, pero solo sirven para la manilla. Recuerda este nombre, hablaremos de él en un momento. Entonces, los valores de los palos (para la manilla), del más débil al más fuerte, quedan así: Oro, espada, corazones y tréboles.

Cómo jugar al truco paulista

Una vez que se barajan las cartas, el reparto comienza de derecha a izquierda y cada jugador recibe tres cartas.

3 cartas truco paulista

Al final del reparto, se coloca una carta boca arriba sobre la mesa, y esta se llama “vira”. La carta que sigue al símbolo de “vira” es la manilla del juego, y la manilla es la carta más poderosa. Vale incluso más que el 3, que es el número más alto en la secuencia de valores del truco paulista.

Ejemplo práctico: si la carta “vira” es el número 7, entonces la carta Q es la manilla del momento.

En cada ronda los jugadores deben colocar una de sus cartas sobre la mesa, y quien tenga la carta más fuerte gana la ronda. Quien gane dos rondas obtiene un punto.

Durante las rondas, los jugadores pueden pedir “truco”, que es el aumento de la apuesta. En esta ocasión, el oponente puede aceptar (y el ganador obtiene tres puntos), correr (lo que le da al solicitante un punto) o puede subir la apuesta pidiendo “seis”, es decir, seis puntos. En la contestación aún se puede pedir nueve y 12 puntos, el valor máximo.

¿Viste que el truco es un juego sencillo y muy divertido?

Y si vas a pedir truco…

¡Grita! ¡Eso es! Grita “¡truuucoo!”. Incluso puede ser un farol, pero es un hábito muy común entre los jugadores y es el punto más alto del juego.

truco paulista

No hay quien no se divierta en la mesa con un buen pedido de truco, ya sea para aceptar, correr o subir. Y nuestro consejo es practicar el juego y aprender los buenos trucos de los jugadores más experimentados.