Facebook
Instagram
Youtube
Bodog

Tragamonedas en línea vs bacará: ¿en cuál jugar para ganar?

Aunque la ruleta, el póker y el bingo atraen mucha atención en un casino, hay dos juegos que se han convertido en los favoritos de los jugadores: los tragamonedas en línea y el bacará. Estos juegos son bastante diferentes en sus características, reglas y formas de jugar.

jogar slot online

RTP: ¿qué tan difícil es ganarle a la casa en los tragamonedas y el bacará?

Aquellos que buscan ganar jugando en los juegos de casino en línea están muy familiarizados con el concepto del RTP (Return To Player); o sea, retorno al jugador. Se trata de un valor teórico que, a lo largo de una serie de partidas, el jugador recibirá como premio por sus apuestas; es decir, es el porcentaje pagado por la casa de apuestas sobre los montos recaudados.

 

Por lo tanto, si un jugador busca ganar lo máximo posible o perder lo menos posible, debe ser consciente de cuánto paga la casa al apostador. Muy bien, los dos juegos son bastante distintos en lo que refiere al RTP.

Cuando se trata de tragamonedas en línea no hay un valor fijo, por lo que cada fabricante puede establecer una tasa de RTP. Este valor teórico puede ser desde el 0% (el tragamonedas no paga nada de lo que recibe) hasta valores superiores al 100% (el tragamonedas paga más de lo que el jugador apuesta).

Obviamente, ambos casos extremos serían inviables, ya que o bien no habría jugadores para el tragamonedas, o bien el tragamonedas llevaría al casino a la quiebra en la primera noche. Así, los tragamonedas más populares tienen un RTP del 88%, siendo un 95% una tasa muy buena.

Cuando nos enfocamos en cómo jugar al bacará, notamos que las tasas son bastante más altas que las de los tragamonedas. En este juego hay dos formas de apostar: por la banca, con una ventaja de la casa del 1,06%; o por el jugador, con una ventaja de la casa del 1,24%. Ambos valores son mucho más ventajosos que los de la mayoría de los tragamonedas.

Volatilidad del bacará y los tragamonedas: el número de victorias

Aunque el RTP es bastante conocido, a veces el concepto de volatilidad no se entiende bien entre los apostadores. La volatilidad se refiere a la cantidad de veces que un apostador puede quedar sin recibir pagos por sus apuestas. Así, en un juego de alta volatilidad, un jugador eventual podría quedar hasta decenas o centenares de partidas sin obtener un solo premio.

Aunque pueda parecer que la volatilidad es algo malo para el apostador, como por ejemplo lo es la ventaja de la casa, no es así. La volatilidad en sí misma no es más que una característica del juego y por eso hay jugadores muy experimentados que buscan juegos con alta o baja volatilidad.

En juegos con alta volatilidad, el jugador puede quedar muchas partidas sin ganar pero, al ser premiado, recibirá un monto mayor que en los juegos con baja volatilidad.

Los tragamonedas en línea tienen todo tipo de juegos, con alta o baja volatilidad, y basta con consultar la información del propio tragamonedas para conocer sus características. En el bacará tenemos una volatilidad bastante baja, que es inherente a la estructura del juego en sí.

Jackpots en los tragamonedas y el bacará: las grandes fortunas

Algunos jugadores, cuando piensan en ganar, ya se imaginan las películas de Las Vegas, en las que una apostadora solitaria que juega con una sola ficha vuelve a casa con maletas de dinero, o las imágenes de los tragamonedas con las sirenas sonando y escupiendo fichas y más fichas. Sí, estamos hablando de personas que imaginan los juegos de casino como una forma de hacerse ricos.

Al imaginarse a sí mismos como un gran millonario de la noche a la mañana, muchas personas se sienten atraídas por los juegos de casino en línea, en busca directamente de las grandes recompensas de los jackpots. Estos botes de oro, formados por una pequeña cantidad de las apuestas de los jugadores anteriores, son muy codiciados por los apostadores. Pero, ¿dónde están los grandes jackpots, las grandes recompensas?

Bueno, los jackpots son ofrecidos como una bonificación por la casa de apuestas. Bodog, por ejemplo, ofrece cientos de juegos con enormes jackpots, algunos de ellos con miles de dólares acumulados. En general, por motivos de mercadeo y también por la volatilidad, se encuentran muchos más jackpots en los tragamonedas en línea que en los juegos de bacará.

Juegos multijugador: socializar con los amigos y aprender de los maestros

Todos los juegos tienen sus propias características y, por lo tanto, poseen sus propias estrategias. Una forma de aprender las técnicas y estrategias de los juegos es jugar y observar cómo juegan los apostadores más experimentados. Aunque la prueba y el error sean la mejor forma de aprender, nunca está de más conocer otros estilos y formas de jugar.

Los juegos de tragamonedas en general son una actividad más solitaria, en la que el apostador se concentra única y exclusivamente en su juego, como si se tratara de un juego de ajedrez. En los juegos de bacará, en cambio, el apostador cuenta con un crupier y, en los juegos de bacará en vivo puedes tener a tu lado a muchos otros jugadores, de manera que puedes observar diferentes estrategias de juego.

baccarat jogos cassino

¡Hagan sus apuestas!

Entonces, ¿has averiguado ya cuál es el mejor juego para ganar, el bacará o los tragamonedas en línea? ¿Buscas una alta volatilidad o una baja tasa de retención de la casa? ¿Te gusta jugar con más gente o eres un tipo de lobo solitario? Sea cual sea tu elección, ¡pon atención a sus técnicas y buena suerte!