El tilt en el póker: ¿qué es y cómo superarlo?

Uno de los mayores desafíos que debemos superar en el póker es, sin duda, el infame tilt. Cualquier jugador de póker que haya sido víctima de un tilt sabe que sus consecuencias pueden ser devastadoras.

Pero, ¿qué es realmente “quedarse en tilt”? ¿Es posible evitarlo? ¿Cuáles son las mejores estrategias para superarlo? Conozcamos el “maravilloso” mundo del tilt.

¿Qué significa el “tilt” en el póker y por qué es tan temido?

La palabra tilt proviene del inglés y significa “inclinado”. En la jerga del póker, este término se refiere a un estado mental de desequilibrio que un jugador de póker puede sufrir en ciertas situaciones.

Cuando un jugador está bajo los efectos de un tilt,es más probable que tome malas decisiones e, incluso, que cometa errores que se consideran errores de principiante en el póker.  Cuando los demás jugadores se dan cuenta de que uno de los contendientes está en tilt, pueden utilizar diferentes estrategias para aprovecharse de la situación.

Para tomar las mejores decisiones posibles en tiempo presente, debes controlar tus emociones en todo momento durante una partida. Si sigues reviviendo la emoción que causó tu movimiento anterior, lo más probable es que cometas un error tras otro hasta que quedes fuera del juego.

Por ese motivo, es muy importante intentar anticiparse a las situaciones que puedan dejarte en tilt y buscar herramientas que te permitan superar el estado de confusión lo más rápido posible. Pero, ¿cuáles son esas situaciones?

¿Qué situaciones pueden hacer que un jugador de póker quede en tilt?

El póker es, sin duda, un juego muy complejo. Aprender las reglas puede ser sencillo, pero, a la hora de jugar, hay que tener en cuenta mucho más que las reglas.  Hay un porcentaje del juego que está librado al azar, aunque también se considera un deporte mental.

Quienes disfrutan de otros deportes, como el fútbol, por ejemplo, saben que un jugador no solo necesita estar en buenas condiciones físicas y entrenar habilidades particulares, sino que su estado emocional influye directamente en su calidad de juego. En el póker ocurre lo mismo.

Entre los eventos que pueden desencadenar un tilt se encuentran:

  • El comportamiento de otros jugadores

Una situación de tilt puede darse a causa de una provocación directa de un jugador. Hay jugadores que son muy buenos en el arte de irritar a los demás con su lenguaje corporal, su actitud en el juego o, incluso, diciendo cosas específicas para generar peleas. Esto no está bien visto en el mundo del póker; sin embargo, si el jugador no está violando ninguna regla explícita del juego, tal estrategia puede resultar muy útil para que los rivales cometan errores. A veces, las provocaciones pueden ser muy sutiles o, incluso, hacerse de forma inconsciente.

  • La mala suerte

Otras situaciones normales que provocan un tilt pueden deberse a la mala suerte. Cuando confías en la suerte en un flip, puedes estar preparado para un resultado negativo, pero, incluso así, puede ser difícil dominar lo que sientes ante un resultado desfavorable.

En otras ocasiones, aunque seas un jugador experimentado que confía en las probabilidades matemáticas y hace un análisis exhaustivo de cada situación, la mala suerte puede arrojar el resultado menos probable. En ese caso, y dependiendo de la situación de tu stack, o incluso de tu bankroll, obtener malos resultados a partir de buenas decisiones puede ser un gran golpe emocional.

  • Los errores propios

Por último, otro de los factores más angustiantes del póker es darse cuenta de que se ha cometido un error. Un error de cálculo, un detalle pasado por alto, una falta de atención; es decir, un error propiamente dicho. Todo aquello que podría haberse evitado pero que, por distracción o cansancio, te llevó a actuar de forma errónea y perjudicó tu juego. Este tipo de eventualidades suelen provocar una gran impotencia. Y esta emoción puede ser la más difícil de controlar.

Lo peor en este caso es que, si no consigues salir del tilt a tiempo, solo cometerás más errores perfectamente evitables, entrando en un nefasto círculo vicioso.

¿Cuál es la diferencia entre estar en tilt en el póker en vivo y en el póker online?

Cuando se trata de jugar póker online en sitios como Bodog, por ejemplo, tienes una pequeña ventaja si te pones en tilt, ya que tu lenguaje corporal no te delatará.

Otra ventaja es que la actitud física de otro jugador no te provocará un tilt. Sin embargo, eso no significa que estés exento de sufrir un desequilibrio emocional.

Como hemos visto, el tilt puede ocurrir a causa de la interacción con otros jugadores, pero también por la mala suerte. En otras ocasiones, el tilt llega en el momento en que te das cuenta de que cometiste un gran error. Después de todo, errar es humano. 

La principal diferencia entre el juego online y el presencial es que, al estar detrás la pantalla de tu computadora, tienes un poco más de espacio personal para recomponerte antes de seguir jugando.  En ese caso, y sea cual sea tu proceso, no tienes testigos visuales. 

Pero, ¿cómo se puede superar un tilt rápidamente?

¿Qué estrategias existen para evitar o superar un tilt en el póker?

Existen algunas estrategias para controlar tu lenguaje corporal y ocultar mejor tus emociones en el póker. En los torneos presenciales, es habitual ver a los jugadores con capuchas, anteojos de sol e incluso auriculares para aislarse de estímulos innecesarios.

Cuando se trata de estrategias de juego, si estás demasiado afectado emocionalmente, puede ser mejor dejar pasar una ronda de apuestas.

Pero si sigues jugando, lo mejor es que optes por un estilo conservador, cuides mucho tus fichas y hagas apuestas controladas. Es mejor hacer limps de más durante unas pocas manos que poner en riesgo todo tu stack al apostar en un estado de tilt.

En resumen, la mejor estrategia para superar un tilt es una buena gestión de las emociones propias, la cual, en muchas ocasiones, te permite incluso evitar una crisis. Para ello puedes utilizar técnicas de respiración, practicar meditación o apoyarte en disciplinas como el coaching ontológico, por ejemplo.

Sin embargo, no todas las herramientas son igual de útiles para todos. Debes encontrar la más adecuada para ti.

Scroll to Top