Poker Face, ¿qué significa y por qué es importante este concepto? Poker Face, ¿qué significa y por qué es importante este concepto?
Facebook
Instagram
Youtube
Bodog

Poker Face, ¿qué significa y por qué es importante este concepto?

Seguro has escuchado el término “poker face”, no solo dentro del mundo del póker. En la vida cotidiana esta expresión es muy utilizada, aunque no siempre de forma correcta. Incluso hay una canción muy famosa que inevitablemente nos viene a la mente cuando escuchamos la frase.

poker face o que significa
Pero, ¿cuál es el origen de la expresión? ¿Por qué es tan importante tener un buen poker face cuando se juega en vivo? ¿Cómo podemos garantizar que tenemos un buen poker face en nuestro juego? ¿El poker face deja de tener importancia cuando se trata de jugar al póker en línea? Descubramos los misterios de este antiguo concepto en el mundo del póker.

¿Qué significa la expresión poker face en el mundo del póker?

La expresión poker face (cara de póker en español), se refiere a la falta de expresión en el rostro. Lo que coloquialmente podría conocerse como “cara en blanco”.

El origen radica en los inicios del póker, donde, al tratarse de partidas cara a cara por dinero, generaban situaciones muy tensas, en las que se trataba de mantener una cara inexpresiva para no revelar si el jugador tenía una buena mano o no, y así evitar provocaciones innecesarias.

Se considera una herramienta fundamental entre las diversas formas de ganar en el póker, ya que la información del lenguaje corporal es tan importante en una partida en vivo como las cartas en juego, e incluso a veces es más importante. Quizá también has escuchado la expresión “juega con el jugador, no con sus cartas”.

¿Cómo se utiliza la expresión poker face en la vida cotidiana?

A diario podemos oír esta frase en el mundo de los negocios, donde mantener un buen poker face es una ventaja para el éxito de las negociaciones. También en cualquier situación en la que una persona busque ocultar sus emociones o verdaderas intenciones. A veces se podría confundir con la expresión “caradura”, pero eso no es exactamente lo que significa.

¿Por qué es importante tener un buen "poker face" cuando se juega al póker?

En el póker en vivo, saber mantener un buen poker face es clave para proteger tu juego. Cuanta menos información reveles a tu oponente, más posibilidades tendrás de poder hacer un farol cuando lo necesites, o de esconder una mano monstruosa para que más jugadores contribuyan al pozo que estás intentando ganar.

El poker face también es el extremo opuesto del “tell”, la revelación corporal involuntaria de alguna emoción. El lenguaje corporal a veces puede traicionarnos… Los jugadores profesionales pueden leer incluso microexpresiones en la cara del oponente y detectar cierto brillo en los ojos cuando la mano recibida es muy buena, o un leve gesto en la comisura de los labios cuando la mano es muy mala.

Pero, ¿cómo se pueden controlar estas reacciones automáticas del cuerpo? Es posible que hayas visto a muchos jugadores con lentes oscuros, sombreros o capuchas, tratando de ocultar sus rostros en la medida de lo posible. La estrategia es buena y puede funcionar, pero cuanto más domines el juego y tus emociones, menos necesitarás estos trucos.

¿Y qué hay del póker en línea? Obviamente, si nadie está mirando, no tienes que preocuparte tanto por la compostura física. Sin embargo, practicar un buen poker face, incluso cuando juegas al póker en línea, puede ayudar a mantener conciencia sobre la importancia de no dejar que tus emociones se apoderen de tu juego.

¿Tienes un buen poker face?

Y tú, ¿ya has pensado si tienes un buen poker face? Ten cuidado de no confundir la “cara de póker” con la de pocos amigos. Aunque la cara de estar siempre al borde de un ataque de ira también puede funcionar, el problema ahí es no perder la templanza, y no ponerse verdaderamente tenso. Al fin y al cabo, la idea es disfrutar al máximo de la partida.

cara de poker

Lo mejor es entrenar para poder relajar el rostro, y ser realmente consciente de tus emociones y de la imagen que estás proyectando en la mesa. Hasta que alcances este nivel de enfoque, siempre puedes recurrir a los recursos antes mencionados: lentes de sol, pero asegúrate de que no reflejen tus cartas en el cristal; una buena capucha o sombrero que te ayude a sombrear la cara y a ocultar tus microgestos en la medida de lo posible; etc.