Facebook
Instagram
Youtube
Bodog

¿Qué es un limp en el póker y cuáles son los resultados de su uso?

Has entrado en una partida de póker, no importa si hablamos de póker físico o de póker en línea, recibiste tus cartas: no es la mano más fuerte, pero tampoco es la peor. ¿Qué hacer ahora? Lo ideal es llegar al flop y ver qué pasa, ¿verdad?  ¿Y cómo consigues eso? Algunos dirían “haz un limp” y deja que la acción fluya…
fichas limp

Pero, ¿funciona esta estrategia? ¿Es realmente efectivo hacer un limp?  Veamos en qué consiste exactamente esta acción, cuándo se utiliza y qué resultados puede aportar…

¿Qué es un limp y cuándo se utiliza en el póker?

Se le llama limp a la acción de pagar una apuesta al valor de big-blind. O sea, hablando de la acción pre-flop, un limp se hace con el objetivo de ver las tres primeras cartas comunitarias por el menor costo posible.

Esta acción suele ser muy utilizada por jugadores principiantes, después de todo, se sabe que cuantos más flops puedas ver, mayores serán tus posibilidades de ganar. ¿El problema es cuánto ganarás si ganas? ¿Y cuánto perderás si pierdes?

Si se opta por un limp para intentar avanzar en el juego con una mano inicial intermedia (ni la más fuerte, ni la más débil), se corre el riesgo de sufrir algunos percances por el camino. Por ejemplo, que otro jugador haga un raise después de ti y te presione para que abandones.

Tu imagen, y en el póker esto es muy importante, se verá debilitada. Es importante que tengas en cuenta a qué tipo de jugadores de póker te enfrentas y qué tipo de jugador quieres ser o representar. Si eliges un perfil más conservador, puede ser mejor abandonar tu mano desde el principio, sin dudarlo. Si eliges un juego más agresivo, el limp es una acción muy débil para ti.

En cualquiera de los dos casos anteriores, si necesitas o quieres farolear más adelante en la partida, será más difícil que tu oponente caiga en la trampa. Esto se debe a que las probabilidades de que tu mano de nivel medio haya mejorado considerablemente después del flop son estadísticamente muy bajas.

Otra situación que puede presentar el limp como una opción es cuando tu mano inicial es muy buena. Hablamos de pares altos como AA, KK o QQ, por ejemplo. Aquí, en ocasiones, los jugadores utilizan un limp para engañar a sus oponentes e invitar a más jugadores a participar, con la idea de que alguien se sienta inspirado para hacer un raise. Como cualquier estrategia, si funciona, es excelente. Pero, ¿es la única o la mejor manera de engrosar el bote que quieres robar?

Entonces, ¿es útil hacer un limp en el póker?

La respuesta es “a veces”. Puedes utilizar el limp como una herramienta, como cualquier otra, a tu favor. Lo más importante es que entiendas la dinámica de esta acción, conozcas los resultados que puede darte y elijas utilizarla en los momentos adecuados.

poker fichas bigblind

En general, si inviertes poco en el bote, recibirás poca recompensa si ganas.

Puedes pensar que también perderás poco si pierdes, pero si abusas de esta técnica, perderás a largo plazo. Imagínate en una mesa de 10, donde haces limp cada vez. Cuando ganes, ganarás poco. Y la mayoría de las veces estarás regalando tus fichas a jugadores más agresivos.

En conclusión, si vas a jugar al póker de forma moderada, ¡empieza moderando el uso del limp!