Los 5 goles más polémicos en la historia de la Copa del Mundo Los 5 goles más polémicos en la historia de la Copa del Mundo- Bodog Blog
Facebook
Instagram
Youtube
Bodog

Los 5 goles más polémicos en la historia de la Copa del Mundo

La Copa del Mundo ha visto goles de todo tipo: de los que no se olvidan, de los que no quieres recordar, de los vistosos, de los espectaculares, de los entreverados y, también, de los más polémicos.

CBZ es goles

Entre los tantos que más polvareda levantaron se encuentran aquellos que no fueron goles, o que fueron parte de jugadas que serán recordadas por decisiones arbitrales insólitas y por algunas trampas de jugadores para aprovechar situaciones.

El gol fantasma de Geoff Hurst

 En el Mundial de 1966, Alemania y el local Inglaterra disputaban la final del certamen en el mítico Wembley. En los 90 minutos el partido terminó igualado 2-2, por lo que la definición se fue al tiempo extra.

Cuando corrían 101 minutos de juego, se dio una de las jugadas más polémicas en la historia de este maravilloso deporte. El inglés Geoff Hurst disparó un tremendo derechazo que impactó en el travesaño y luego en la línea de gol. Algunos dicen que entró, otros que no, pero lo cierto es que el juez convalidó el tanto. A la bolsa y a cobrar.

Los alemanes reclamaron, pero no había nada que hacer, el gol había sido concedido. El partido, finalmente, terminó 4-2 para los locales, que celebraron su primer y único título mundialista hasta el momento gracias a un gol fantasma.

El gol que no fue por milésimas de segundos

En el Mundial de Argentina 1978 ocurrieron cosas muy extrañas. Una de ellas fue la insólita anulación de un gol que convirtió Zico en el encuentro entre Brasil y Suecia por fase de grupos.

Cuando estaba por terminar el encuentro, Nelinho levantó un córner que cabeceó el mítico Zico. La pelota ingresó al arco, tocó la red y todo hacía parecer que Brasil se quedaba con el triunfo por 2-1 de manera agónica. Sin embargo, cuando el balón estaba en el aire el árbitro del encuentro Clive Thomas terminó el partido.

La decisión levantó protestas de los jugadores brasileños, pero no había nada que hacer y al final fue empate 1-1.

La Mano de Dios

Si de goles polémicos hablamos, no podemos dejar afuera el convertido por Diego Maradona en los cuartos de final del Mundial de México 1986 ante Inglaterra.

Tras un fallido despeje de un defensa inglés, el astro argentino se elevó, le ganó la posición a Peter Shilton, el portero rival, e impactó el balón con la mano. La pelota superó al guardameta y fue a parar al fondo de la red.

El juez del encuentro, Ali Bin Nasser no vio la jugada, el línea tampoco y el tanto subió al marcador. Argentina finalmente ganaría ese partido 2-1 y se quedaría luego con esa Copa del Mundo.

Escándalo en Corea

Corea del Sur tuvo un par de ayudas muy extrañas en el Mundial en el que fue anfitrión junto a Japón, en 2002.

En octavos de final, en un partido entre Italia y Corea del Sur el juez ecuatoriano anuló un gol de oro legal a Tommasi, además de expulsar mal a Totti y conceder un penal para los asiáticos.

Luego, en cuartos de final en un partido entre España y Corea del Sur, la Roja fue la que sufrió las decisiones arbitrales a favor de los locales. A los españoles les anularon no uno, sino dos goles totalmente legales que sepultaron sus chances de pasar a semifinales.

Alemania humilla a Inglaterra… con una ayudita

En el Mundial de Sudáfrica 2010, el árbitro uruguayo Antonio Larronda fue partícipe de uno de los peores fallos arbitrales en la historia de la Copa del Mundo al no conceder un claro gol a favor de Inglaterra en un encuentro válido por los octavos de final de aquél torneo.

Con el partido 2-1 a favor de los alemanes, Frank Lampard picó el balón, que se estrelló en el travesaño, picó dentro del arco y luego salió. La terna arbitral dijo siga siga y venganza consumada para Alemania. El gol no subió al marcador; los ingleses no lo podían creer.

Algunos dicen que fue karma, otros que simplemente fue mala suerte, pero lo cierto es que lo que a Alemania la había perjudicado en 1966, la favoreció en 2010.

El encuentro terminó 4-1 y fue la peor derrota de Inglaterra en los Mundiales.

Y tú, ¿recuerdas algún otro gol polémico en la Copa del Mundo?