Facebook
Instagram
Youtube
Bodog

Fichas de póker: cómo repartirlas

Cuando las personas que no están acostumbradas piensan en las partidas de póker, suelen tener la percepción cinematográfica de una partida: una mesa redonda formada por elegantes apostadores, copas de bebidas de colores, el dealer con su chaleco negro y, por supuesto, las estrellas de la noche: ¡las montañas de fichas de colores! Auténticas torres, enormes rascacielos, pilas y pilas de fichas de colores.

fichas poker

Dichos protagonistas de la partida se juegan y arrastran de mano en mano, de mesa en mesa y a lo largo de las rondas se van cambiando de mano para acumularse al final con el campeón de la noche.

Pero, ¿cómo se preparan y reparten las fichas? ¿Cuál es el volumen, cuáles son los valores, y cuántas fichas son? Hay muchas dudas. Intentaremos en este apartado explicar un poco cómo funciona la división y el suministro de las fichas.

La división general de las fichas

Los jugadores, generalmente, reciben un número determinado de fichas de póker que tienen un valor determinado. Esta pila total de fichas (llamada chip stack) incluye fichas de muchos valores, empezando por los valores más bajos como 1, 2 y 5, pasando por valores intermedios como 10, 20 y 50 y valores altos como 100, 200 y 500. En general, el número de fichas con valores pequeños e intermedios será mayor, y las fichas con valores altos serán solo una o dos. Las fichas pequeñas sirven para las rondas iniciales con pequeñas ganancias y las fichas más altas servirán para las últimas rondas donde las apuestas serán de mayor valor.

Fichas de póker en los campeonatos profesionales

Hay muchas competiciones oficiales de póker repartidas a lo largo del año. La World Series of Poker (WSOP) ofrece campeonatos con diversos importes de buy-in, desde 50 dólares, hasta aquellos donde la apuesta es de incluso 10 mil dólares (¡se parece a una inversión más que a una apuesta!). Aunque los importes del buy-in son elevados, estos eventos ofrecen una bolsa de premios de hasta un millón de dólares para el ganador.

El mundo del póker, sin embargo, no se limita a los torneos caros: Bodog ofrece torneos de póker gratuitos con pagos en efectivo. Incluso si es la primera vez que juegas de verdad, te conviene probar los campeonatos de Bodog visitando nuestra página web.

En los torneos profesionales, la cantidad de fichas está determinada por el número de jugadores, por los valores de las blinds iniciales y también por el número de rondas previstas. Los jugadores con un nivel técnico más alto suelen evitar las partidas con menos rondas.

Fichas de póker en una partida entre amigos

Es importante que cuando recibas a tus amigos y empieces a preparar la mesa de póker, sepas cuántos jugadores están invitados para poder calcular la cantidad de fichas necesarias.

jogadores poker

Para una partida en casa con hasta 10 jugadores, se recomienda tener un fichero de 500 fichas de póker. Si se trata de una reunión íntima con un máximo de 6 jugadores, puedes utilizar un fichero más básico de 300 fichas.

Si estás pensando en invertir en un juego de fichas de póker, vale la pena adquirir un maletín más robusto de al menos 500 fichas. Aunque al principio pueda parecer una exageración, descubrirás que tener más fichas hace que el juego tenga más opciones de rondas.

Además, es posible que los jugadores realicen recompras durante la partida y, en una partida muy disputada, las recompras suelen ser fuertes y requieren un mayor número de fichas.

En caso de que para ti un fichero de incluso 100 fichas sea caro, una buena forma de improvisar un maletín de póker es utilizar una gran cantidad de monedas viejas que ya no tengan valor monetario.

La influencia del número de fichas en los juegos

El número de fichas está directamente relacionado con el tipo de juego que se desea realizar. En las partidas con menos fichas disponibles, el anfitrión o el dealer tendrá que planificar una secuencia de rondas más modestas en las que los valores aumenten más rápidamente.

Una de las estrategias de póker para los jugadores expertos, es buscar partidas en las que haya una gran cantidad de fichas y rondas. En las partidas con muchas fichas, los jugadores pueden jugar más rondas y pueden afrontar mejor una estrategia bien definida. Las partidascortas pueden favorecer a los jugadores menos hábiles dándole más margen al factor suerte.

Una gran torre de fichas

¿Sabes cómo preparar y organizar la repartición de fichas? Mantente fiel a tu estrategia y seguramente tu pila de fichas no hará más que aumentar. ¡Buena suerte!