Facebook
Instagram
Youtube
Bodog

¿Planear una estrategia o improvisar en el póker?

“Juega con el jugador, no con sus cartas”, así es como los jugadores profesionales de póker suelen describir este juego que requiere habilidad, concentración e ingenio. Y la clasificación del póker como un “juego de la mente” es exactamente por esta razón, de lo contrario, sería simplemente otro juego de azar.

jogo mente estrategia poker

Pero, ¿qué vale más? ¿Anticipar estrategias para usarlas durante el juego o improvisar según los eventos? En este artículo vamos a hacer una valoración de los pros y los contras de las dos actividades. ¿Vamos?

¡Jugar al póker es un arte!

La primera frase de este artículo traduce exactamente lo que es el póker: un juego situacional. Una mano solo puede considerarse buena o no en comparación con las manos de los oponentes.

El póker no tiene un estilo fijo, con una única salida, dado que las mejores manos no siempre son realmente las ganadoras.

El póker es un juego para mentes que funcionan bien bajo presión, para jugadores fríos y para personas enfocadas. Sabemos que esto no es fácil, pero también creemos que todo esto se puede aprender. Y para aprender, nada mejor que jugar comenzando con juegos de póker en línea.

Jugando con estrategia en el póker

Para un principiante, la estrategia básica del póker es avanzar con buenas manos y retirarse con malas manos. Un jugador experimentado, por otro lado, usa conceptos más técnicos, ya sea para evolucionar con un juego próspero o simplemente para tratar de continuar en un juego que se presenta difícil.

Aprender estrategias de póker y acumular práctica y estudios aumenta las posibilidades de ganar y minimiza las posibilidades de perder, eso es un hecho.

destreza estrategia poker

Resulta que, por mucho que nos preparemos para el juego, el póker siempre será un juego de riesgos. Y aquí viene la pregunta: “¿Qué hacer cuando la planificación no funciona?”. Ahí es donde entra el poder de la improvisación.

Jugando con la improvisación en el póker

Según la simple ley de la probabilidad, tendrás más manos débiles que fuertes. Entonces, ¿qué hacer? ¿Retirarte en todas las manos débiles para no reducir tu bankroll o seguir adelante incluso con el riesgo de llevarte la pérdida a casa?

Cuando el juego de póker se salga del guión que habías planeado, deberás contar con muchos rasgos psicológicos que son, en gran parte, responsables de que los jugadores exitosos mantengan sus carreras sólidas.

estabilidade emocional estrategia poker

Improvisar en el póker es tener un equilibrio emocional para recuperar las pérdidas, cuando crees que hay posibilidades. Es no dejar que las emociones sean visibles mientras la cabeza está hirviendo.

Improvisar es pensar rápido y bajo presión, para administrar la banca mientras se decide entre call o fold. Improvisar es incluso tener convicción en el momento de hacer un farol. Y eso, querido jugador, solo se aprende en la práctica.

Por lo tanto, llegamos a la conclusión de que…

No existe un juego de póker totalmente estratégico, sencillamente porque las cosas nunca salen como nos gustaría. Entonces, jugar al póker con destreza es tener el conocimiento para sentirte seguro de tus acciones y tener la estabilidad emocional para sacar de tu manga varios planes posibles y totalmente improvisados exactamente en el momento en que el juego toma un giro inesperado.

Un breve análisis de esto nos hace darnos cuenta de que la vida es prácticamente un juego de póker. Decisiones conscientes y estratégicas mezcladas con improvisaciones y reparaciones. Pero dejaremos este asunto para otro día.