Errores de adaptación en el póker

El póker es un juego de estrategia y, por lo tanto, la adaptación es un recurso fundamental para un buen jugador. Pero, ¿qué es la adaptación en el póker? ¿Qué tipo de errores se pueden cometer por falta de adaptación?

¿Y cómo se pueden identificar y aprovechar los momentos que requieren adaptación? Exploremos un poco más en qué consiste este concepto.

¿Qué es la adaptación en el póker y por qué es importante adaptarse?

Cuanto más juegues al póker online o en vivo, más claro tendrás el tipo de juego que te gusta, y podrás definir tu propio estilo. Esto ayudará a crear tu imagen como jugador frente a los demás.

Tener un estilo propio y que te identifiquen a través de él puede ser muy útil para tu estrategia de juego. Por ejemplo, es más fácil que alguien caiga en la trampa de un farol de un jugador muy conservador.

Sin embargo, tener una buena lectura del juego de tus oponentes y de las acciones de cada partida para poder adaptar tu estilo de manera conveniente, es igual de importante. Al fin y al cabo, en el póker no solo hay que jugar con las cartas y las fichas, sino también con los demás jugadores.

La adaptación en el póker es exactamente eso: poder salir de tu zona de confort y cambiar tu juego habitual para adaptarte a cada caso particular.

¿Y por qué harías eso si tu estilo suele dar buenos resultados? La respuesta es sencilla: adaptarse te mantiene alerta para aprovechar cada oportunidad y también ayuda a confundir a tu oponente. De pronto, tus movimientos en la mesa ya no serán tan predecibles.

¿Qué tipos de errores de adaptación hay en el póker y cómo identificarlos?

Como hemos visto, algunos de los errores de principiantes más comunes incluyen la falta de adaptación. Pero, ¿qué tipo de errores de adaptación pueden ocurrir?

Es posible, por ejemplo, desaprovechar una oportunidad en una partida contra oponentes menos experimentados simplemente por no apartarse de un estilo habitual.

Un error común es hacer demasiados faroles contra jugadores que apuestan mucho y que te pondrán en evidencia al pagar tus apuestas desafiantes.  Otra situación habitual es retirarse demasiado, o retirarse muy poco en situaciones de 3bet o 4bet.

Pero el peor error que puede causar una falta de adaptación es dejar que tu juego sea demasiado evidente al hacer siempre los mismos movimientos en la mesa. Entonces, ¿qué hay que hacer para evitar este estancamiento de estilo?

¿Cómo se pueden evitar o superar los errores de adaptación en el póker?

La clave es la concentración y la observación atenta de las acciones de los rivales. Mantente presente en la mesa, evita las mesas múltiples en el póker online u otras distracciones. Claro que esto se consigue con mucha práctica.

Mientras tanto, podemos ver algunos consejos prácticos.

  • Contra jugadores menos experimentados:

Es posible jugar una gama más amplia de manos y adoptar un estilo loose. Los jugadores ocasionales o principiantes tienden a pagar más apuestas, por la adrenalina del juego y la impaciencia que da el gusto por la acción.  Tal vez prefieras un juego más conservador, pero en ese caso adaptarse podría ser una ventaja.

  •  Contra jugadores loose:

Es importante no abusar de los faroles. Los jugadores loose pagan por ver, pueden ponerte en evidencia y costarte gran parte de tu stack. Si disfrutas de robar ciegas, analiza a tu oponente para no ser víctima de tu propia trampa.

  • Contra jugadores atentos:

Cambia tu estilo de juego. Por ejemplo, si eres más conservador y haces 3bet solo cuando tienes una excelente mano, los demás aprenderán a identificar tus apuestas de valor y huirán de esos pozos. Haz más 3bet de lo habitual, con un rango de manos más amplio. De este modo, es más probable que cuando finalmente hagas una 3bet con una “mano monstruo”, el pozo se convierta en un “monstruo” también.

Seguramente podríamos encontrar muchos otros ejemplos, pero lo importante es poder visualizar cómo el póker cambia constantemente. Cuanto más adaptable sea tu estilo de juego, más provecho le sacarás a cada partida.

Scroll to Top