¿Qué es la dark bet en el póker y cómo aplicarla?

Como ya vimos en otros artículos, en el póker hay algunas acciones que, sin ser ilegales, no son vistas con buenos ojos por los demás jugadores de la mesa.

Hacer una dark bet puede ser una de esas situaciones que interrumpen el ritmo natural, o esperado, de una ronda de apuestas. Veamos de qué se trata una dark bet y cómo se puede utilizar en el póker.

¿Qué es la dark bet en el póker?

El término “dark” en inglés significa “oscuro”. Una dark bet, por tanto, es una apuesta que se hace con las cartas boca abajo, lo que a veces se denomina en inglés “making a bet in the dark” (hacer una apuesta oscura).

Pero, ¿quién puede resistir la tentación de mirar las cartas, y ante qué situaciones es posible hacerlo?

Dado que el póker es un juego de estrategia, es necesario contar con la mayor cantidad de información posible para tomar las mejores decisiones. Entonces, ¿existe alguna situación en la que una dark bet pueda constituir una buena jugada?

¿En qué situaciones se puede aplicar una dark bet?

A grandes rasgos, podemos hablar de dos tipos de dark bet:

para comenzar, la dark bet puede funcionar como provocación para los demás jugadores. Imagina a un jugador tan arrogante e irritante que decide apostar sin siquiera mirar sus cartas.

Sin duda, esta jugada parece estar pensada para causar que tus oponentes entren en tilt. Se puede utilizar mucho en partidas informales, entre amigos, con fines puramente recreativos. Sin embargo, hay jugadores profesionales conocidos por utilizar sus dark bets en partidos televisados, solo para ganar exposición. ¿Conoces a Phil Hellmuth?

Aprovecharte de las emociones de otros jugadores puede ser parte de tu estrategia, pero hay tantos otros factores importantes en el póker, así que recurrir a esta única opción para dejar tus cartas boca abajo resulta insuficiente. No cabe duda de que hay otras situaciones en las que es posible hacer una dark bet como parte de tu estrategia.

A veces tu oponente está tan corto de fichas, que, independientemente de cual sea tu mano, vale la pena presionarlo para que vaya all in (apostarlo todo). Ya sea robando sus ciegas, o poniéndole fin a la tortura del adversario, la apuesta parece obligatoria.  Sin embargo, consultar rápidamente las cartas no cuesta nada, y es algo menos humillante para el adversario. ¿Es posible?

¿Eres el tipo de jugador de póker capaz de hacer una dark bet?

¿Has hecho o sufrido alguna vez una dark bet? Puede que no sea la jugada más habitual, o la mejor vista en el póker; sin embargo, si la apuesta se hace en el momento adecuado, es completamente legal.

Los problemas que debemos afrontar ante la idea de hacer una dark bet pondrán a prueba tu carácter. En primer lugar, debes mantener la compostura ante los demás jugadores, especialmente si el objetivo es crear una imagen sobre tu estilo de juego o provocar a tus rivales.

Lo segundo es resistir la tentación de saber cuál es tu destino en esa mano. Al fin y al cabo, uno de los momentos más adrenalínicos del póker es espiar las cartas que serán tus aliadas durante las rondas de apuestas.

Scroll to Top