La copa del Mundial de Fútbol: cinco curiosidades

La copa del Mundial de Fútbol es el objeto más codiciado por los participantes en el torneo. Es el símbolo materializado de la conquista y el resumen de una trayectoria vencedora para una de las selecciones.

Levantar la copa es un logro para pocos jugadores y algunas curiosidades rodean al símbolo dorado de la conquista del Mundial de Fútbol.

Origen de la copa del Mundial de Fútbol

Para quienes quieran apostar en el Mundial, he aquí la historia: la competición ha ofrecido al ganador un trofeo de oro desde su primera edición, celebrada en Uruguay en 1930. Desde ese momento hasta 1970, el trofeo utilizado por la FIFA fue el mismo. Llamado originalmente “Victory” y rebautizado como “Jules Rimet” en 1946, el trofeo presentaba la imagen de Niké, la diosa griega de la victoria, y fue diseñado por el escultor francés Abel Lafleur.

Según una regla propuesta por el propio Jules Rimet, presidente de la FIFA, tras la conquista del tricampeonato, la selección que ostentara la hazaña conservaría para siempre la copa. En 1970, Brasil ganó el torneo por tercera vez, y se quedó con la copa. Aquí, en Bodog, puedes encontrar un artículo que explica la historia del primer Mundial de Fútbol.

Entonces, para la edición de 1974 fue necesario un nuevo modelo de copa, que se mantiene hasta hoy. La FIFA creó un concurso y, con 53 propuestas analizadas por la institución, el modelo ganador fue el diseñado por el italiano Silvio Gazzaniga.

Ahora que sabes un poco más sobre su origen, conozcamos los cinco datos más curiosos sobre la copa del mundo.

1.   ¿De qué materiales están hechas las copas del Mundial de Fútbol?

La copa “Jules Rimet” era de plata de primera ley bañada en oro. Su base original era de mármol, pero fue sustituida por una base de lapislázuli en 1954. El trofeo pesaba 3,8 kilos y medía 35 centímetros de altura.

La actual copa tiene representado el globo terráqueo, sostenido por dos figuras humanas. Con 36,5 centímetros de altura, está hecha con unos cinco kilos de oro de 18 quilates, con una base de malaquita. La versión actual es hueca y pesa 6,15 kilos. Si fuera sólida, se calcula que pesaría entre 70 y 80 kilos.

2.   ¿Quién puede tocar la copa del Mundial de Fútbol?

Hay un grupo selecto de personas que pueden, de hecho, tocar la copa del Mundial. Para formar parte de este grupo, es necesario estar en la selección ganadora del Mundial. Además de este grupo, también pueden tocar la copa los jefes de estado de los países cuyas selecciones ganen el Mundial y los representantes oficiales de la FIFA.

3.   Los campeones se quedan con una réplica de la copa

En el pasado, con el trofeo “Jules Rimet”, los equipos ganadores se quedaban con el trofeo durante el periodo de tiempo relativo de la conquista hasta la siguiente edición del evento, donde la copa volvía a estar en disputa. Así fue hasta la conquista de Brasil en 1970, cuando la selección brasileña se quedó con la copa de forma permanente.

A partir de 1974, se asigna una réplica del modelo original a cada país ganador. En el momento de la celebración, tras la final, se entrega la copa original para que la selección ganadora pueda disfrutar de su logro y del trofeo original por un momento. Después, se destina una réplica de bronce bañada en oro, que se queda con el país ganador.

4.   La copa del Mundial viaja en su propio avión

La actual copa del Mundial es tan valorada que viaja por el mundo en su propio jet privado. Tras dos robos de la copa “Jules Rimet” (el segundo fue definitivo, en 1986), la seguridad con la copa es muy estricta.

5.   Tour de la copa del Mundial

Desde 2005, la FIFA, en una acción conjunta con Coca Cola, lleva a cabo una gira de la copa del Mundial por todo el mundo. Se realiza una serie de viajes para exponer el trofeo en diversas ciudades del mundo.

En la edición de 2018, todos los continentes recibieron la copa a lo largo de 221 días de viajes, con un total de 90 países participantes.

La copa del Mundial: un objeto lleno de historias

Por lo tanto, en este artículo podemos conocer algunos aspectos y curiosidades sobre la copa del Mundial de Fútbol. Con mucha historia, el objeto actual mantiene su mística, representatividad y un alto valor simbólico y financiero.

Scroll to Top