Facebook
Instagram
Youtube
Bodog

Cold Call en el póker: ¿qué es y cuándo hacerlo?

Si te gusta el juego de póker, sin duda habrás oído hablar del Call, ese tipo de apuesta que haces para igualar la apuesta de otro jugador.

coldcall poker aposta

Pero el Cold Call es un tipo específico de Call que implica más acciones en una jugada de póker. Exploremos un poco más este concepto, qué es, cuándo es bueno hacerlo y qué tipo de estrategias involucra…

¿Qué es el Cold Call en el póker?

Para que haya un Cold Call, primero debe haber por lo menos una apuesta inicial (bet) y otro jugador que aumente esa apuesta (raise). Entonces, si un tercer jugador, que todavía no tiene dinero invertido en el bote, paga ese raise, haciendo lo que se conoce como Cold Call.

En variables como Texas Holdem u Omaha, por ejemplo, el big blind (apuesta inicial obligatoria) ya se considera una bet.  Pero, ¿es bueno hacer un Cold Call o no? Algunos creen que hacer un Cold Call le da al jugador una imagen de debilidad, y una idea de jugada loose demasiado antes del flop.

Veamos con más detalle cuándo es el mejor o el peor momento para hacer un Cold Call.

¿Cuándo hacer un Cold Call en el póker?

Como todas las acciones en un juego de póker, mientras estén dentro de las reglas, no son inicialmente buenas o malas. Todo depende del momento y de la situación particular de cada jugador. Por eso el póker es tan interesante: de repente, una acción que podría considerarse un error fatal en un momento, resulta una estrategia muy inteligente en otra situación. En el caso del Cold Call, hay dos momentos particularmente buenos para hacerlo.

El primero es antes del flop, cuando estás en el big blind. En este caso, ya te has visto obligado a realizar una apuesta inicial “alta”, y si tus cartas pueden dar lugar a buenas manos de póker, tienes que seguir adelante con tu jugada. Sin embargo, hacer un Cold Call no revela necesariamente el potencial de tus cartas. Si considerarmos que ya tienes buena parte de tu dinero invertido en el bote, tu acción podría verse como un riesgo calculado para poder ver el flop.

Otro momento ideal para hacer un Cold Call es cuando el jugador está cerca del botón, en las últimas posiciones, y su mano es muy buena. En este caso, un re-raise podría ahuyentar a mucha gente y así reducir el bote final. Pero un Cold Call en esta posición puede parecer una mera especulación, e incluso atraer a alguien con una mano que crea que es lo suficientemente buena como para hacer un all-in para aumentar el tamaño de la recompensa final.

¿Qué dice un Cold Call sobre el jugador de póker?

Al jugar al póker en línea en una mesa anónima, como las de Bodog, por ejemplo, tu identidad está protegida. Nadie puede saber si eres un apostador muy experimentado o alguien que juega en una mesa por primera vez.

Del mismo modo, tú tampoco sabes si estás jugando contra un profesional o un principiante. Por supuesto, el tipo de juego y el límite establecido en la mesa cash o torneo en cuestión pueden darnos alguna idea, pero solo observando el comportamiento de juego del oponente obtendremos la información más útil.

pokeronline fichas cartas

Así, quien acciona con un Cold Call, puede demostrar ser un jugador que hace buen uso de todas las herramientas que tiene a su disposición. Especialmente si está en alguna de las posiciones más favorables. Por otro lado, si abusa del Cold Call en cualquier posición, puede ser señal de un fuerte desconocimiento del juego, falta de lectura de las posibilidades reales de su mano, e incluso dificultad para seguir la dinámica del juego.

Al observar el juego de los demás es bueno prestar atención a este tipo de detalles, y tener en cuenta que el otro también está prestando atención a tus movimientos.