Facebook
Instagram
Youtube
Bodog

Charles Fey, el inventor de las máquinas tragamonedas

Si te gustan las tragamonedas en línea, tienes que agradecer a un alemán llamado Charles Fey por la creación de la primera máquina tragamonedas del mundo. El invento de Charles Fey se modernizó ampliamente y sigue recibiendo actualizaciones hasta el día de hoy, además de ser el buque insignia de los juegos de casino.
charles fey cacaniqueis

Descubre la historia del hombre que revolucionó las apuestas en todo el mundo y que cambió la imagen de los juegos de azar de forma permanente. Adéntrate con nosotros en la historia y verás que merece la pena…

¿Quién era Charles Fey?

Charles nació el 2 de febrero de 1862 en Vohringen, Alemania, donde fue bautizado con el nombre de August. Era el hijo menor de una familia humilde, con 16 hermanos.

Su primera experiencia laboral fue a los 14 años, ayudando a su hermano Edmund en trabajos relacionados con herramientas y dispositivos mecánicos para el mercado agrícola, en la fábrica de herramientas agrícolas de Múnich.

A los 15 años, Charles se trasladó a Francia, donde trabajó como fabricante de dispositivos de intercomunicación. Al poco tiempo, abandonó Francia y se dirigió a Inglaterra para trabajar como fabricante de instrumentos náuticos. A los 23 años, seducido por la exitosa vida que su tío había logrado en Estados Unidos, Charles cruzó el océano y desembarcó en Nueva Jersey.

Durante el viaje, Charles contrajo tuberculosis, lo que lo obligó a pasar días muy difíciles. Al marcharse de Nueva Jersey, el alemán se fue a California, donde se curó definitivamente de la enfermedad y donde cambió su nombre de August a Charles, por la sencilla razón de que no le gustaba “Gus”, la forma en que los estadounidenses insistían en llamarlo.

Pero fue en San Francisco donde se produjeron los mejores cambios en la vida de Charles.

Ahí se casó y empezó a trabajar con las máquinas de apuestas de póker, que era el juego más solicitado y difundido en Estados Unidos. Estas máquinas eran una alternativa que prescindía de la necesidad de un contrincante y un dealer para jugar. Estaba compuesta por cinco tambores giratorios con los que se podían obtener combinaciones de manos de póker. Al estar involucrado desde pequeño en la fabricación de equipos eléctricos y de comunicaciones, Charles vio un gran potencial en la creación de estos sistemas de juego.

De la máquina tragamonedas 4-11-44 a la Liberty Bell

En el año 1895, en el sótano de su casa, Charles construyó la 4-11-44, su primera máquina tragamonedas. La máquina era bastante rudimentaria, y en 1896, al año siguiente, Charles construyó su segunda máquina tragamonedas, llamada Card Bell.

liberty bell cacaniqueis

Pero fue en 1899 cuando Charles Fey creó lo que se convertiría en un hito en la historia de los juegos de azar: Liberty Bell. Su modelo aportó un aire más tecnológico y fue en la Liberty Bell donde aparecieron los primeros símbolos de la herradura y la campana.

La máquina, compuesta por tres cilindros giratorios, tuvo un éxito inimaginable y se alquiló a los bares mediante un acuerdo de repartición de beneficios en partes iguales. Es obvio que Charles necesitaba, antes que nada, construir otras máquinas como la Liberty Bell, y aunque no podía hacer frente a la demanda, se negó a vender los derechos de fabricación y distribución de su invento.

De la Liberty Bell a las tragamonedas en línea

Dado que Charles se negó a vender los derechos de fabricación de su invento, en 1907, Herbert Mills, un fabricante de máquinas recreativas, inició una investigación que culminó con la creación de una copia de la Liberty Bell. La máquina de Herbert, conocida como Operator Bell, fue la primera máquina tragamonedas que utilizó las clásicas imágenes de frutas en sus combinaciones. Fue así como se allanó el camino para que la competencia se abriera paso y, desde entonces, se produjeron innumerables procesos de modernización de las máquinas tragamonedas que tuvieron un gran éxito.

Hoy en día contamos con la más alta tecnología de tragamonedas, es decir, aquellas que se encuentran en línea, como las que puedes hallar en Bodog, por ejemplo. La historia de las tragamonedas en línea es mucho más reciente, y surge por una necesidad de comodidad, ya que la mayor parte de nosotros tenemos una computadora en casa.

También cambió la seguridad de los juegos, que hoy están sometidos a auditorías y certificados por organismos internacionales que garantizan que los resultados provienen del azar, libres de cualquier tipo de fraude.

Conclusión

El nombre de Charles Fey y su creación son indelebles en el mundo de los casinos, y es innegable que su invención fue capaz de cambiar la historia. En la actualidad, la Liberty Bell sigue en exhibición en el Nevada State Museum. También hay un letrero conmemorativo del invento de Charles Fey en la ciudad de San Francisco, por lo que el lugar se considera una atracción turística.

Por si fuera poco, Charles también creó la máquina clasificadora de cheques comerciales y las máquinas de video póker. Hasta el año 2006, los nietos de Charles mantuvieron en exhibición otras máquinas de juegos creadas por su abuelo en el restaurante familiar de Reno, Nevada. Lamentablemente, el restaurante ya no existe, a diferencia del legado de Charles, que nunca dejará de estar presente.