Facebook
Instagram
Youtube
Bodog

Akio Kashiwagi, gran jugador de baccarat

Si eres un amante de los juegos de baccarat online disponibles en el casino de Bodog, seguro te interesará leer sobre Akio Kashiwagi, un excéntrico magnate japonés que llevó este juego de cartas a la popularidad internacional. Aunque no era un experto apostador, hizo historia en el mundo de los juegos de azar por ser muy arriesgado, ya que estaba dispuesto a jugar entre $100.000 y $200.000 por mano.
baccarat online

Todos los casinos de Las Vegas lo querían en sus salas por considerarlo una “gran ballena”, es decir, un jugador decidido a apostar una fortuna en cada partida. Asimismo, era temido por su alta línea de crédito, que lo llevaba a ser un apostador temerario. ¿Quieres conocer más sobre este polémico y misterioso jugador que dio que hablar a la opinión pública y a la comunidad de apostadores de los años noventa? ¡Acompáñanos!

¿Quién fue Akio Kashiwagi, el guerrero del baccarat?

Fue un empresario multimillonario japonés del cual se sabe que nació en Tokio en el año 1938, pero se desconoce el día, y falleció trágicamente el 3 de enero de 1992 en su domicilio. Era dueño y director de la empresa Kashiwagi Shoji Company con la cual llevaba adelante actividades en el sector de los negocios inmobiliarios además de invertir en la bolsa de valores.

Nunca se supo con exactitud cuál era su patrimonio, pero se estima que llegó a tener un ingreso de cien millones de dólares al año y mil millones de dólares en activos. Sus colegas no comprendían de qué manera había logrado tal fortuna y pronto se lo vinculó con el crimen organizado japonés. Como Aiko era muy reservado con respecto a su actividad, esta siempre fue un misterio para todos.

Se hizo aficionado al baccarat y jugó en los mejores casinos de Las Vegas haciendo grandes apuestas en largas partidas que podían durar hasta 80 horas seguidas. Era conocido por ser un jugador insaciable que podía obtener enormes ganancias como también apostar enormes sumas de dinero. Debido a su actitud perseverante y capacidad de afrontar los riesgos sin temor, en las mesas, se ganó el apodo de “El guerrero”.

Akio Kashiwagi enfrenta a su rival más poderoso

En febrero del año 1990 Donald Trump, que aún no era presidente de los Estados Unidos, viajó a Tokio para promocionar la pelea de Mike Tyson contra Buster Douglas. En una fiesta celebrada para amigos y socios comerciales la noche anterior a la pelea, Trump conoce a Aiko y lo invita al Trump Plaza Casino ubicado en Atlantic City de Nueva Jersey como una hábil estrategia de marketing. 

casino trump

El primer encuentro fue exitoso para Akio, quien le ganó a Trump 6 millones de dólares después de dos días de juego. El magnate estadounidense, para recuperar su dinero, lo invita a una segunda partida, esta vez, durante un tiempo mayor establecido por contrato. La estrategia era que el nipón jugara la mayor cantidad de tiempo posible hasta que la ventaja fuera de Trump. El plan funcionó y Trump ganó 10 millones.

Akio Kashiwagi y su última apuesta

El 3 de enero de 1992 Aiko es encontrado sin vida en su domicilio con 150 heridas provocadas por una espada katana. Para ese entonces Aiko adeudaba un aproximado de 9 millones de dólares en apuestas. Se cree que esta deuda, en realidad, había sido contraída con la peligrosa mafia japonesa llamada Yakuza.

Baccarat y apuestas: una vida de récords

La vida quiso que fuera el jugador más famoso de la historia con el récord de la mayor ganancia y la mayor pérdida. Fue uno de los jugadores más polémicos y famosos del mundo del baccarat por su modo de apostar y su halo de misterio. Y lo más irónico es que el mismo año de su muerte tres de los casinos de Donald Trump en Atlantic City quebraron.

Si después de leer esta apasionante historia sobre uno de los jugadores de baccarat más famosos te quedaste con ganas de conocer más sobre este juego de cartas, recuerda que existen versiones demo en las que podrás aprender cómo jugar baccarat y practicar sin necesidad de registro o depósito previo.